top of page

¿Cómo enseñar a recortar a un niño?

Enseñar a los niños a recortar es un proceso emocionante que ayuda a desarrollar sus habilidades motoras finas. El objetivo principal de esta actividad es que su hijo desarrolle la coordinación ojo-mano.


El niño sostiene las tijeras en una mano y con la otra mano agarra la hoja a cortar, esta actividad puede fortalecer los músculos de la mano y estimula la capacidad de los niños para manejar otras herramientas en el futuro.


Cortar es una actividad difícil para los niños y se necesita tiempo para que su pequeño aprenda a usar las tijeras de manera correcta. Aquí les dejamos TIPS que ayudarán a que su niño adquiera esta habilidad con la mayor facilidad posible:


Elegir unas tijeras adecuadas

Recomendamos que a partir de los 3 años inicien a modo de juego la actividad de recortar, pueden comenzar cortando plastilina usando las tijeras sin filo así podrán ir aprendiendo poco a poco la manera correcta de agarrarlas.


Las tijeras sin filo tienen las hojas de plástico adecuadas para cortar solo el papel y con las puntas redondas para garantizar la seguridad de tu pequeño.


A partir de los 4 o 5 años ya pueden iniciar a utilizar las tijeras de metal, pueden empezar a experimentar cortando diferentes materiales y formas. Recuerda que hoy en día existen tijeras para zurdos, así que observen en casa con cuál mano tu pequeño colorea.


Aprender a abrir y cerrar las tijeras

Lo primero que debe entender un niño cuando usa unas tijeras

por primera vez es cómo manejarlas: abrir y cerrar con una sola mano. Al principio, este movimiento le cuesta al pequeño, y es posible que empiece a usar las dos manos.


Puedes probar algunos ejercicios para acostumbrar al pequeño a las primeras tijeras y a los movimientos de apertura y cierre. Un buen comienzo sería simplemente practicar con las manos y luego sí, agregar esta herramienta.


Desarrollar precisión

Una vez que su niño se acostumbre a las tijeras y haya dominado los movimientos básicos, puede comenzar a desarrollar su precisión con operaciones simples. Aquí te dejamos 3 ideas fáciles para realizar con tu pequeño e ir aprendiendo el uso de la tijera:

El ancho de la línea y la dificultad del ejercicio deben aumentarse gradualmente de acuerdo con la facilidad con la que se manejan las tijeras. Pruebe ejercicios simples de precisión para fomentar su aprendizaje al principio.




Desarrollo del control

Cuando tu pequeño pueda cortar líneas rectas y mejore el uso de las tijeras, estará listo para cortar diferentes formas. Por ejemplo, puedes dibujar cuadrados, rectángulos y círculos en papel.


Es posible que tenga dificultades particulares con los círculos al principio porque tendrá problemas para cambiar de dirección mientras recorta. Si tiene complicaciones con los triángulos, puedes mostrarle cómo detenerse en las esquinas para, posteriormente, girar la hoja para que pueda seguir cortando.


Una vez que el pequeño tiene un mejor dominio de las tijeras, puede pasar fácilmente a los contornos de los objetos y las siluetas de los personajes favoritos.


Por último, es muy importante que dejes que tu hijo experimente individualmente para enseñarle a cortar. Aunque de vez en cuando puede resultar un poco difícil, debes permitirle mejorar sus habilidades con diferentes actividades.

526 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page